Gestión de Crisis: Cuando tus Gastos Superan a tus Ingresos

Gestión de Crisis: Cuando tus Gastos Superan a tus Ingresos

De vez en cuando, en la vida te va a tocar hacer frente a desastres: la muerte de un ser querido, un despido, etc. Esto puede hacer que de golpe, tus gastos sean superiores a tus ingresos y no existe una forma evidente y rápida de solucionarlo. ¿Qué puedes hacer?

8 Formas de Salvar un Desastre Financiero

Vamos a ver una serie de pasos a hacer en caso de caer en esta situación.

No Entrar en Pánico

Cuanto menos tiempo pases llorando y deseando que las cosas fueran diferentes, más tiempo tienes para salvarte de un desastre aún mayor. Siéntate y date cuenta de que la vida continúa y de que es mucho mejor hacer frente al problema desde ya.

Ponte en Contacto con tus Acreedores

Si tienes deudas, lo primero es ponerte en contacto inmediatamente con tus acreedores. Explícales tu situación y estudia posibles con ellos formas de pago alternativas o que soluciones tienen en tales situaciones.

Elimina Gastos Innecesarios

Estudia tus gastos y elimina todo lo que no sea esencial. Especialmente las suscripciones mensuales . Lista todas tus facturas mensuales y elimina todo lo que puedas. Recuerda que puedes volver a tener todo eso una vez tu situación financiera se arregle.

Rebaja tus Gastos Necesarios

Si tienes coche y te es imprescindible para moverte, estudia la posibilidad de venderlo y comprar uno más barato o uno de alquiler. Busca maneras de reducir tu factura de la luz y del móvil. Trata de reducir tus gastos en seguros. Únicamente tienes que ir gasto a gasto haciendo lo que puedas para reducirlos.

Pide Ayuda a familiares y Amigos

Estos son los momentos en que los verdaderos amigos y familiares darán un paso adelante y te echarán una mano. Llámalos y diles lo que te está pasando y solicita cualquier ayuda que te puedan proporcionar. Está no solo tiene que ser una ayuda económica. Es más, te recomiendo no pedirles dinero en forma de préstamo y no aceptarlo si te lo ofrecen. Si en una relación familiar o de amistad metemos el asunto del dinero, esto puede destruir la relación.

Vende Cualquier Cosa que no Necesites

Juegos, libros, muebles, joyas, etc. Cualquier cosa que ya no uses o no te sea imprescindible, véndela. El dinero extra te vendrá muy bien y lo que vendes son únicamente cosas que podrás tener otra vez en el futuro.

Encuentra una Actividad para Relajarte

Estar en una situación así es muy estresante. Necesitas encontrar una actividad que te relaje y, por supuesto, que no te cueste dinero. Un paseo por el parque, patinar, salir a correr, ir en bici, cocinar, leer, etc. son actividades gratuitas con las que podrás desconectar un poco de tu situación y te vendrán bien para recargar energía.

Pide un Aumento de Sueldo

Si conservas tu trabajo, no deseches está posibilidad. Habla con tu jefe tan pronto como te sea posible. Explícale lo que ha sucedido y pídele un aumento de sueldo. Si eres un empleado importante que tu empresa quiere mantener, es posible que lo consigas. Eso sí, no te inventes historias lacrimógenas para tratar de conseguir el aumento porque lo única que sacarás de eso es destruir tu relación con tu superior.

Estas tareas pueden hacer mucho para equilibrar de nuevo tu presupuesto mensual después de un evento inesperado.

¿Se te ocurren otras cosas que se puedan hacer en una situación así?